Volver a Arquetipos del Alma

HESTIA

Diosa del hogar y el espacio sagrado

¡Oh tú, diosa primera, custodia sutil del fuego sagrado, eje invisible del hogar y el templo!

A ti los honores del inicio y las músicas perfectas del silencio.

A ti lo más puro, lo más eterno, lo más mío.

Te ruego:

El santuario de mi soledad, llénalo de armonía.

El microcosmos de mi familia, de intimidad y paz.

El círculo entero del mundo ilumínalo con tu luz atenta.

Dame la plenitud tranquila de tu contento, despiértame a la felicidad secreta de tu sonrisa interior.

Abre mi casa y mi corazón al amor que todo lo ordena.

Enséñame a trascender el tiempo y permíteme fluir cada día en el ritual espontáneo de la verdad.

Eleva mi espíritu hacia el  centro, y hazlo llama que no se apaga.